martes, 10 de enero de 2012

NOTA DE PRENSA




CAJA SEGOVIA: INDEMNIZACIONES MILLONARIAS, OSCURANTISMO EN EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN, FRAUDE SOCIAL, DESPILFARRO Y… HORA DE EXPLICACIONES












El asunto de las indemnizaciones en Caja Segovia, además de polémica ha creado una profunda alarma social tanto por el alcance de su montante económico como por el oscurantismo con el que la propia entidad viene actuando.



Si a esto se le añade además la propia actitud de la mayoría de consejeros de la entidad, que se han negado a facilitar la publicidad de los emolumentos que perciben de la Caja. Que algunos lo hayan hecho público después de que el asunto saltara a la opinión pública no les reconoce mucho más aunque no les penalice tanto. Lo cierto es que ampararse en la ley, en este caso la de protección de datos, no sólo no es ético sino que revela la nula voluntad de ser transparentes y parecer honestos.



PREPOTENCIA por la actitud de superioridad y distancia que están mostrando ante una sociedad castigada y esquilmada por la gravedad de esta crisis económica, de la que precisamente las entidades financieras son las principales responsables.



OSCURANTISMO por la forma en la que han llevado tanto el asunto de las indemnizaciones millonarias como el dinero que perciben sus consejeros.



DESFACHATEZ porque han demostrado una nula sensibilidad y mayor desprecio hacia el conjunto de la sociedad y hacia sus propios clientes.



Todo ello aderezado con la pátina de legalidad que pueda justificar lo injustificable; en el caso de las indemnizaciones la autonomía de gestión que permite suscribir contratos laborales con directivos, por supuesto, tan exclusivos como excluyentes. En el caso de los consejeros porque amparándose en la legalidad que les conviene (Ley de Protección de Datos) consideran que lo percibido es suyo y no tienen que rendir cuentas a nadie; hay que suponer que a Hacienda sí.


Poco importa pues la moralidad, los escrúpulos o la legitimidad. Eso es para otros; aquí lo que importa es la legalidad y la cultura de un sistema económico que desconoce el concepto de vergüenza, amparando éstas y otras muchas barbaridades.



Otro aspecto importante de este culebrón para SEGOVIA DE IZQUIERDAS es la íntima relación entre la política y los poderes financieros, pues resulta ciertamente escandaloso e indignante la estrecha relación existente entre la Política Institucional (Ayuntamientos, Junta de Castilla y León, Diputación, Sindicatos –CC.OO. y UGT-) y Caja Segovia. Una relación confusa y oscura que, como se ve, queda al margen de cualquier control social por mucho que formalmente existan mecanismos al efecto.



En definitiva Caja Segovia, exponente de grandezas que SEGOVIA DE IZQUIERDAS desconoce y de miserias como las que nos ocupan, viene a representar lo que unos sabíamos y otros parecen estar descubriendo: la inmoralidad y podredumbre de un sistema político-económico-social sometido por el capitalismo.



Desde SEGOVIA DE IZQUIERDAS aprovechamos la ocasión para hacer un llamamiento público a todos los clientes de Caja Segovia para que actúen en consecuencia y exijan las responsabilidades oportunas.


¡¡ SALUD ¡!



POR SEGOVIA DE IZQUIERDAS







1 comentario:

LeónTre dijo...

Un dato ya sabemos, a falta de confirmación, el representante de CCOO en Bankia, que también debe ser de IU cobra 560.000 euros al año por 12 asistencias a los consejos de administración. Luis Peñalosa valora dicha información: http://segoviaaldia.es/not/32905/penyalosa_valora_la_retribucion_de_su_companyero_moran_santin_iu_en_bankia/