martes, 24 de enero de 2012

Patrimonio Histórico, doble moral y ley del embudo

En torno al pasado día 4 de Diciembre de 2011, festividad de Santa Bárbara, apareció en la Plaza del Azoguejo, colgada de la parte más alta del Acueducto, una bandera con el emblema de Artillería. También la escultura de la virgen, “luce” algo parecido a una pañoleta anudada al cuello.



SEGOVIA DE IZQUIERDAS solicita a las administraciones competentes, Ayuntamiento de Segovia y Junta de Castilla y León, que tomen cartas en el asunto y retiren estos objetos del Acueducto, por respeto al monumento, por respeto a los segovianos, y porque su colocación es absolutamente ilegal, como indica de manera clara la Ley 12/2002, de 11 de julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León, en su artículo 41.1.

“Artículo 41. Prohibiciones en monumentos y jardines históricos.
1. En los monumentos y jardines históricos queda prohibida la instalación de publicidad, cables, antenas, conducciones aparentes y todo aquello que impida o menoscabe la apreciación del bien dentro de su entorno.”
No pedimos la cabeza de ningún político, ni siquiera que se sancione a los infractores de la ley.

Lo que si que pedimos enérgicamente, es que se retiren de una vez los mencionados objetos del Acueducto, y que sea ésta, la última vez que se utiliza el monumento como soporte publicitario de cualquier tipo de cartel, enseña, etc.

Nos preocupa, que siendo algo tan visible, en plena Plaza del Azoguejo, no se haya actuado de oficio por parte de ninguna de las dos administraciones competentes en materia de patrimonio, para ordenar la retirada de las citadas enseñas. “Pero queremos suponer que ningún responsable político, ni técnico, se ha dado cuenta del citado suceso”. Para que a partir de hoy, ninguna administración pueda alegar desconocimiento, SEGOVIA DE IZQUIERDAS ya se ha encargado de enviar sendos escritos pasados por registro, al Ayuntamiento y a la Junta de Castilla y León.

Así pues, transcurridos más de dos meses desde su colocación, creemos que es hora de que se retiren. Consideramos que el plazo de un mes es tiempo suficiente para que se acometa esta sencilla tarea, pero si no fuera así, consideraríamos que algunos cargos tanto políticos como técnicos, están incurriendo en un delito de prevaricación, es decir están consintiendo una ilegalidad a sabiendas.

Nada más lejos de nuestra intención que judicializar la política, pero si transcurrido este mes de plazo, y una vez informados y requeridos formalmente por SEGOVIA DE IZQUIERDAS, estas administraciones no actúan en consecuencia, no nos quedará más remedio que acudir a la vía judicial.

Y nada más lejos de nuestra intención que iniciar una “Guerra de Banderas”, pero si no se actúa en este caso, es posible que en el futuro el Acueducto se convierta en un amplio muestrario de banderas, carteles, pancartas, etc.

1 comentario:

Lobo Estepario dijo...

¿Y por qué no pedís que quiten la virgen? Y ya de paso, ¿por qué no pedís empleo en vez de preocuparos por chorradas?